Traducir es un asunto serio

Foto de Robina Weermeijer en Unsplash

¿Qué tienen en común palabras como apendectomía, lumpectomía o salpinguectomía?

El sufijo griego -ectomía se traduce literalmente como «extirpación mediante corte quirúrgico». Se le antepone el lexema correspondiente a la parte extirpada.

Las palabras anteriores las podríais encontrar en Internet. Sin embargo, son incorrectas:

• No es *apendectomía, sino apendicectomía.
• No es *lumpectomía, sino tumorectomía.
• No es *salpinguectomía, sino salpingectomía.

¡No te la juegues con una mala traducción médica!

Contrata a profesionales que no se dediquen solamente a la medicina o a la traducción, sino que:

• Se dediquen al ejercicio de la medicina y estén capacitados para traducir correctamente (médicos traductores).
• Se dediquen a la traducción y se hayan especializado en medicina y ciencias afines (traductores médicos).

Para traducir sobre medicina basta con saber la teoría. Por ejemplo, como traductor médico sé en qué consiste y explicar una derivación coronaria. No me hace falta saber cómo se hace porque no soy médico.

No obstante, la medicina no se aprende traduciendo ocasionalmente ni investigando exclusivamente en Internet. No todos los recursos disponibles contienen información correcta.

Hace falta invertir en una educación impartida por profesionales con conocimientos y experiencia y enfocarse en este tipo de trabajo.

¡Estoy a tu disposición!

Traductor e intérprete EN-ES especializado en medicina. Ayudo a pacientes hispanohablantes y a profesionales médicos en EE. UU. a comunicarse sin barreras.