Foto de Gemma Evans en Unsplash

Las abreviaciones son mecanismos que se usan habitualmente en textos para ahorrar tiempo y espacio.

Existen cuatro tipos:

• Abreviaturas
• Siglas
• Símbolos
• Acrónimos

Las abreviaturas se escriben con minúsculas y van seguidas de un punto. Por ejemplo, la abreviatura de página es pág., aunque también se usa pg. y p.

Las siglas están formadas por una o varias letras que forman parte de un sintagma o una palabra compuesta (p. ej., la sigla de la Unión Europea es UE). Se escriben con mayúsculas y no van seguidas de un punto. Asimismo:

• no admiten espacios entre las mismas,
• no llevan signos de puntuación en el medio de las mismas,
• no se modifican cuando forman un plural,
• rara vez incluyen alguna letra en minúscula y
• en algunas ocasiones incorporan cifras y otros signos gráficos.

Los acrónimos son siglas que están formadas por las primeras letras (o las últimas) de cada una de las palabras que los forman (p. ej., Mercosur es el acrónimo de Mercado Común del Sur).

Los símbolos representan conceptos determinados y están regulados a escala nacional o internacional (p. ej., es el símbolo del euro). Nunca van seguidos de un punto. Asimismo:

• no llevan nunca acento,
• no tienen plural y
• tienen formas fijas en cuanto a las mayúsculas y minúsculas.

Se recomienda evitar el uso de siglas y abreviaturas siempre que sea posible. En caso de que tengan que usarse, se debería aclarar el significado entre paréntesis.

¡Nos leemos!

Traductor e intérprete EN-ES especializado en medicina. Ayudo a pacientes hispanohablantes y a profesionales médicos en EE. UU. a comunicarse sin barreras.